Las Claves de la buena convivencia dentro de la manada canina

Cada día es más frecuente que las familias estén formadas por humanos y dos o más perros. Podemos hablar de “manada” o “pack” canino cuando el número de individuos es igual o superior a 4 perros.

Resulta un cambio importante pasar de 2 a 3 perros, pero aún más cuando se convierte en lo que llamamos una “manada canina”. Ahí todo empieza a ser más complicado, la hora de paseo, los cuidados, la comida, los juguetes, etc .

Para que la convivencia sea positiva para todos, es importante que todos los miembros se respeten los unos a los otros.

Educar un perro vs educar un grupo de perros

Muchas personas aprenden a educar y adiestrar a un solo perro, pero cuando la familia crece, los problemas crecen también.

Además algunos perros parecen tener la gran habilidad de “copiar todo lo malo que hacen los otros”. Esta sensación, la tienen muchos propietarios que conviven con varios perros.

Este tema preocupa e incluso desborda a la mayoría de propietarios, los cuales si bien han adquirido conocimientos y formación orientados a educar a un solo perro, no disponen de los conocimientos y herramientas para gestionar y educar a un grupo de perros.

La familia canina crece

Es habitual, que muchas familias empiecen teniendo sólo un perro, el cual está acostumbrado a recibir todas las atenciones, caricias, comida y espacios de confort dentro del hogar.

Conforme llegan nuevos individuos a la familia, estos recursos que tenía solo para él, ahora son repartidos. No importa lo bien que lo hagamos o lo buenas que sean nuestras intenciones, no todos los perros aceptan bien el compartir esos recursos y es nuestra labor explicarle que estos cambios, no implican un perjudicio para él.

Cuando convivimos con varios perros, las normas y la estructura de nuestro programa educativo y de trabajo debe cambiar y adaptarse a las nuevas necesidades particulares de la manada. No es lo mismo educar un perro que tres, y mucho menos explicarles las normas de convivencia.

La convivencia del grupo
gestion_manadas,gestion_packs_caninos,formaciones_caninas,articulos,claves_de_gestion_manadas_caninas,convivencia_canina
Por naturaleza los perros son seres sociales, les agrada vivir y relacionarse con sus congéneres. Sin embargo, lo mismo que ocurre con los humanos, en los grupos de perros o manadas, también surgen conflictos, discusiones y malos entendidos lo cual, mal gestionado, puede llegar a afectar negativamente a la estabilidad del grupo y por tanto su bienestar. Estos pequeños conflictos, bien llevados, no deberían representar más que una simple discusión. No obstante, esto no siempre es así y aquí es cuando empiezan de verdad los problemas.

La comunicación mejora las relaciones

Aunque todos los perros deberían comunicarse bien, la realidad del perro moderno es que no siempre saben cómo hacerlo de forma respetuosa y educada hacia los otros perros o bien, los mensajes que emiten son percibidos como una amenaza.

A veces el haber recibido una mala educación o carecer de experiencias positivas previas, provoca que muchos perros no sepan comunicarse correctamente o leer a los otros perros, lo que conocemos como “disemia canina”. La disemia canina es la incapacidad de entender el lenguaje de otros perros, lo cual provoca confusión, frustración y problemas de conductas como miedo y agresividad. Los perros deben aprender a mejorar su comunicación intraespecífica para evitar tensiones y conflictos innecesarios.

Cuando la comunicación en el pack fluye, se potencia la tranquilidad y el relacionarse los unos con los otros de forma amable y respetuosa. Sin embargo, cuando la comunicación falla, aumenta la intensidad en los mensajes, lo cual puede llevar a malos entendidos con consecuencias negativas para el grupo.

Compartiendo recursos

Los perros deben aprender a compartir los recursos de forma amable y respetuosa. De manera natural establecerán relaciones entre ellos, en función de sus características, edad, sexgestion_manadas,gestion_packs_caninos,formaciones_caninas,articulos,claves_de_gestion_manadas_caninas,convivencia_canina,claves_buena_convivencia_manadas_caninas,packs_caninoso, así como habilidades sociales de cada uno, presentando también sus preferencias con respecto a relacionarse más con un tipo de perro que con otro dentro del grupo.

Es por ello que es importante que los perros aprendan a compartir los recursos más importantes como el espacio, la comida, los juguetes etc, pues ello incrementará la confianza de todos los miembros del pack lo que se traducirá a una mejora de la convivencia.

La importancia del Guía

Es muy importante saber establecer estructuras de comportamiento y protocolos para garantizar el bienestar y la salud física y emocional de todos los miembros. Aunque se trate de una manada, cada uno de los perros presenta necesidades específicas que deberemos atender de forma individual.

La correcta gestión de los recursos y el saber ser justos durante la repartición de los mismos genera bienestar, confianza y tranquilidad al grupo.

¿Cómo hacerlo?

Si quieres aprender acerca de cómo gestionar correctamente un grupo de perros para que tengan una convivencia sana y feliz inscríbete a nuestro próximo Curso de Gestión de Manadas y Packs caninos que tendrá lugar los días 18 y 19 de Noviembre 2017.

Marcos J. Ibáñez

CEO TAKODA

Experto Comunicación & Conducta Canina

AMC-Líder Expert L5 – Dog Conflict Management

INCRÍBETE a través del siguiente formulario:

Fuente: Artículo original publicado en la Web de TAKODA en noviembre 2016. Enlace: Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *