La agresividad canina

Qué es la agresividad

La agresividad canina es una tendencia a actuar o a responder de forma violenta. El término se encuentra relacionado con el concepto de acometividad, que es la propensión a acometer, atacar y agredir.

La agresividad es un concepto que tiene su origen en la biología, aunque en el campo de la psicología también es de gran importancia.

La agresividad canina puede manifestarse a través de la muestra de conductas y acciones de menor o mayor grado de intensidad, que van desde expresiones de lenguaje corporal a la agresión física a todos los niveles.

¿Qué origina la agresividad canina?

Las conductas agresivas se producen por factores internos relacionados con aspectos genéticos, congénitos y por factores externos vinculados a la influencia del entorno.

Lo que está claro es que cuando un perro muestra una conducta agresiva no ocurre de forma impredecible, si somos buenos observadores, veremos que el perro emitía señales previas de agresión antes de que ocurriera.

Pueden haber muchos factores que desencadenen conductas agresivas, ya sea por miedo, frustración, ansiedad, incluso por malestar físico.

Por ejemplo, en el caso de perros que conviven con niños, es muy frecuente ver como el perro de familia soporta que le molesten mientras duerme, que le tiren de las orejas, que le griten, aunque no le agrade. El perro aparentemente está “tranquilo” e incluso muchos se atreven a decir que a su perro le gusta que el niño le haga eso. En realidad la mayoría de los perros aguantan situaciones muy incómodas y estresantes por su nobleza y vínculo con los propietarios. Pero ¿qué ocurre si el perro un día tiene un mal día o esta situación le supera? Entonces llegan las lamentaciones y los titulares sensacionalistas de “de repente” el perro agredió al niño.

Estas situaciones y muchas otras pueden evitarse si se respetase más a los perros y los propietarios aprendieran acerca del lenguaje canino y su comunicación. Para ello recomendamos leer el nuevo libro de comunicación canina: Descodificando el Lenguaje Canino. Hablando se entienden los perros.

Diferencias entre Reactividad vs Agresividad

El término conocido como “reactividad”, se extiende cada día más en el mundo canino sin llegar a un claro significado. Hablamos de perros reactivos, en contraste con perros con conductas agresivas o con miedo, y como explico en el siguiente artículo, es momento de establecer las diferencias entre un perro que se muestra “reactivo” en relación a un perro que muestra “conductas agresivas”.

El concepto de “agresividad”  tiene relación con intención o acción de hacer daño, mientras que reactividad está relacionado, como veremos, con la incapacidad de adaptarse a una situación.

Pese a que una “reacción desproporcionada” puede llegar a hacer daño, es de gran importancia conocer las diferencias entre estos dos conceptos.

¿Cómo podemos solucionar los problemas de conducta relacionados con agresividad canina?

Hoy en día cada vez es más frecuente que los perros muestren conductas agresivas. El ritmo diario, la falta de socialización o la socialización con individuos poco estables o que muestran conductas abusivas (ver artículo de el Bullying en perros), provoca en los perros malestar y una escasa o nula gestión emocional lo que les hace desbordarse en determinadas situaciones.

En el caso de que nuestro perro muestre conductas asociadas con agresividad, es importante acudir a un buen profesional que nos confeccione una terapia y un plan de trabajo a seguir con el perro para su rehabilitación. No te fíes de profesionales que te garantizan resultados en pocas sesiones y soluciones rápidas. La agresividad canina, ya sea hacia personas o perros,  requiere de profesionales expertos en la materia que te orienten y te ayuden a aprender a manejar y gestionar estas situaciones de conflicto del perro.

En el siguiente vídeo, Marcos J. Ibáñez, experto reconocido en agresividad y comportamiento canino, nos habla acerca de la agresividad canina y nos orienta acerca de qué hacer ante un perro con problemas de conducta asociados a la agresividad.

 

Ver también Artículo de Las Diferencias entre Agresividad y Reactividad canina

 

 

 

 

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *